España.El último “juego sucio” de Iglesias frustra la “pirueta” que Podemos esperaba de Sánchez La actitud soberbia del líder de la formación morada vuelve a jugarle una mala pasada. Una decisión suya puede haber volado definitivamente los puentes necesarios para la sorpresa.

“Los pocos puentes que quedaban han volado”. Así de gráfico se mostraba este martes un diputado del PSOE para escenificar cómo se encuentran las relaciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ya muy deterioradas de por sí, tras las negociaciones para la constitución de la Mesa del Congreso que han terminado con la popular Ana Pastor en la Presidencia de la Cámara y con un evidente deshielo en las relaciones entre Mariano Rajoy y Albert Rivera.

La cúpula socialista se declara primero “perpleja” y luego “indignada” por las últimas 72 horas protagonizadas por Podemos. Y atribuyen a la “actitud soberbia” de Pablo Iglesias lo sucedido, que ha dado la vuelta radicalmente al escenario que algunos en el PSOE, y entre ellos su propio líder, venían dibujando en los últimos días.

A saber: el propio Iglesias reconocía este lunes, en una conversación informal con periodistas, sus expectativas para un posible gobierno de izquierdas si, finalmente, Mariano Rajoy fracasa en su intento de alcanzar la investidura. Avanzaba el líder del partido morado que si como se prevé en Podemos, Sánchez se mantiene firme en su no e impide la investidura del presidente en funciones, el líder del PSOE -decía Iglesias- “nos llamará a nosotros”.

Expresaba de esta forma su convicción de que Sánchez, y así lo reconocen también algunos socialistas, no descarta intentar formar un “gobierno de progreso”.

Iglesias dinamita la estrategia de Errejón

Lo que indigna a los socialistas es que Iglesias parece haber irrumpido en las últimas negociaciones “como un elefante en una cacharrería”. Fuentes del grupo parlamentario del PSOE recuerdan que hace tan sólo unos días el portavoz de Podemos, Iñigo Errejón, se puso en contacto con su homólogo socialista y con los portavoces de Ciudadanos y ERC para buscar un acuerdo que permitiera que la izquierda y los nacionalistas controlaran la Mesa y que el presidente volviera a ser Patxi López. El propio Albert Rivera se mostró partidario de que en esta legislatura se mantuviera la tesis de que presidente del Congreso no fuese del partido mayoritario, como ocurrió el 20-D.

Según estas fuentes, Errejón en ningún momento planteó que Podemos pensara presentar candidato propio sino que su estrategia era configurar una mayoría de izquierdas entorno a Patxi López. Sin embargo, sobre la bocina, Iglesias anunció -tras un acuerdo con su confluencia catalana-, la candidatura de Javier Domenech para competir con Ana Pastor y el propio López.

La eliminación de Domenech este martes, en primera votación, obligó a Iglesias a rectificar sobre la marcha y anunciar el apoyo de Podemos a Patxi López. Pero la maniobra provocó un efecto rebote: la complicidad de PNV y CIU con la candidatura común del PP y Ciudadanos. La indignación entre los socialistas es unánime.

http://www.esdiario.com/

MRF

Gracias-por-tu-Interes-Saludos

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: