trading topic.Todos chantajistas…!!!!

Sánchez, obcecado en su imposible, pretender ser oposición impidiendo al mismo tiempo que se forme gobierno e incapaz el mismo de intentarlo siquiera, se ha quedado esta semana aún más solo y más aislado. Ciudadanos, consciente parece que por fin de que continuar en su Juego de Niños con el PSOE de “tu la llevas” y que seguir con el veto personal a quien los ha casi triplicado y mas en escaños, les colocaba en especie en peligro de extinción, retornó a unos modos y parámetros muchos más compartidos por buena parte de sus votantes y por aquellos que por sus derivas perdieron.

El cambio en la situación, algo más que un matiz, aunque solo haya sido por ahora un primer paso de un maratón, dice Rajoy, se percibió tras el encuentro del Candidato popular con Sanchez primero y luego con Rivera. El primero compareció, esta vez parece que acepto el café, y no salio con cara de querer pegar a su interlocutor, pero nada más. Se negó, No y NO, a todo, y ni siquiera accedió a escuchar las propuestas y para nada y menos aún a negociar. De nada y sobre nada. Y hasta se negó a recoger, me cuentan, el documento que Rajoy llevaba para ofrecérselo como punto de partida para poder sentarse a dialogar. Pedro Sánchez se niega de entrada y de inicio a ello. A dialogar y a negociar. Lo rechaza de plano. Esa es su terca, y a decir del propio diario El País en el editorial más duro escrito en ese periódico sobre un líder socialista, “simple e irresponsable” actitud. De ello se ha escrito ya casi todo. De lo que significa, de donde deja los intereses generales, de lo que ello supone para España, de a lo que conduce y de a lo que nos lleva. Es más que sabido pero es ahora cuando comienza percibirse en que es una exclusiva y única responsabilidad de él y del sanedrín de Ferraz aferrado ya no se sabe a qué excepto a su cargo.

Su cerrazón se hace ahora mucho mas tangible porque Rivera se ha acabado por desatar de la collera que le unía a quien fue su candidato a presidir el Gobierno, cuando pretendieron aquel delirio de pretender que fuera el mas votado y ganador de las elecciones quien se inmolara para elevar a Moncloa a quien lo vetaba y le alfombrara sin más el paso hacia el poder. El líder de Ciudadanos dejó al lado el veto contumaz y personal a Rajoy (aunque el Presidente aseveró que a él nunca en persona se lo había expresado) y si acepto llevarse “el papel” y ponerse a estudiarlo y trabajar en el. O sea, a lo que se negaba Sánchez: a dialogar y a negociar.

A nada más se comprometió, excepto y es otro paso, y no pequeño, a ayudar a resolver los asuntos de comer, el Techo de Gasto, los Presupuestos y esas cosas que nos pueden hacer descarrilar una recuperación económica que se siente cada vez más. Los datos del paro de julio casi hasta le parecían bien, o al menos no echaban pestes, a esos que siempre se llevan un disgusto cuando son buenos. Y lo eran de verdad y más allá de la estación. Que la política arruine los esfuerzos y sacrificios de un país entero era para que algunos se lo hicieran mirar. Y Albert Rivera no quiere que le señalen a él. En absoluto va a consentir que los ciudadanos le apunten como responsable de bloquear el único gobierno posible y de hacer inevitables unas nuevas y vergonzosas terceras elecciones.

Uno lleva un tiempo preguntándose que hubiera sido de España si aquellos de la tan denostada “vieja política”, que por cierto eran cuatro como son ahora, que no eran dos, aquellos Fraga, Carrillo, González y Suárez, tan en las antípodas, tan separados por simas terribles, hubieran tenido el comportamiento que algunos de estos jóvenes adanes redentores. Conducta de la que me alegro Rivera ha decidido separarse. ¿Que hubiera sucedido si, como ahora hace tercamente Sánchez, se hubieran negado, los unos a los otros, el poder siquiera comenzar a dialogar?.

Es el desmarque de Ciudadanos el que coloca ahora al PSOE ante el espejo, ante si mismo, ante el pueblo español y ante su responsabilidad. Se revuelve diciendo que no le miren a el, que lo hagan con Rajoy pero es ridículo el intento porque es evidente que quien impide y bloquea el gobierno no puede exigir al otro que lo logre. La pretensión de que se entregue para ello en brazos de los separatistas, a los que ahora moteja Ferraz como parte de las “derechas” es de tan disparatado calibre y de tan insensata ocurrencia que es lo que llevó al diario El Pais a llamarle “irresponsable” y rematarle con un “simple” que era ya una descalificación a su condición personal. O sea que su propia línea roja con quienes quieren trocear España pretende que sea Rajoy quien se la salte.¡Pero que “tontá” que dicen por la Mancha los sanchos de por allí! .

Si la investidura está hoy mas posible o cuando podrá ser no es cosa de la que aún haya firmeza alguna. Algo mejor pinta que la semana pasada, nada más. La que ahora acaba tiene como colofón una astracanada final de la guardia de corps de Sánchez, que se sabe cada vez más apuntado desde todas las esquinas y lugares y, sobre todo y peor, desde el mero sentido común. Desde el sencillo, que no simpleza, discernir de la más elemental razón.

Para ser oposición ha de haber Gobierno, España lo necesita perentoriamente y el no puede seguir siendo el muro de hormigón del No a todo. Hasta al mismo tiempo una cosa y la contraria. El clamor crece y es cuando Patxi López, el efímero ex presidente del Congreso, quién ofreció las mayores pruebas de sectarismo en su corta ejecutoria, se marca una declarativa acusando al PP, Ciudadanos y el Ibex de estar chantajeando al PSOE. Porque le piden la abstención. Y eso al entender Patxi es chantaje.

O sea que Felipe González , Alfonso Guerra, Josep Borrel, Joaquín Almunia, Zapatero, Rubalcaba, todos su ex presidente y todos sus anteriores secretarios generales, una nutrida nómina de sus ex ministros amen de los Fernández Vara, Javier Fernández , Lamban y los dirigentes del mayor peso territorial, y ya no digamos Corcuera, Leguina, Vázquez o Redondo, son todos ellos unos chantajistas. Todos están según López intentado chantajear al PSOE, porque para Patxi el chantaje es pedirle, no que apoye, sino que permita gobernar a quien, cosa baladí a su pensar, le ha ganado por segunda vez y esta vez por bastante más las elecciones. Según sondeos, chantajistas son hasta un 65% de sus votantes que contemplan como inevitable y mal menor esa solución.
Y dice Hernando que no va a haber nadie que logre quebrar el PSOE. Pue sí, su jefe Sanchez, el, Luena y el Sanedrín de irrelevantes insensatos de Ferraz están a punto de lograrlo.

Antonio Perez Henares

http://blogs.periodistadigital.com/

MRF

Gracias-por-tu-Interes-Saludos

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: