España .El día que Rajoy fue a perder una votación y ganó un debate.vulnerable ante la ingobernabilidad y la política emergente.

Rajoy entró al Congreso el martes sabiendo que el miércoles saldría con un no a su investidura que previsiblemente se repetirá el viernes en segunda votación. Pero salió mejor de lo que entró y mejor de cómo comenzó. Su discurso primero fue previsible y sólido pero también aburrido y sin emoción. Tan solo cuando tocó la amenaza de secesión de Cataluña tuvo vibración. Pero ayer fue cosa bien diferente. El miércoles fue el mejor Rajoy parlamentario y a quien, preso de consignas y caricaturas, se le olvidó esa condición acabó trasquilado. Por su orden de intervención Sánchez, Iglesias y Tarda sufrieron un auténtico baño que, para más picor, en vez de estar cargado de agresividad y rudeza venía envuelto en una vitriólica ironía, que escuece aún más.

El Candidato a Presidente sabía que en este primer envite no conseguiría su objetivo, pero el poner a Sánchez ante su irresponsabilidad y ante el espejo de la opinión pública ya muy decantada al respecto deja, sino con él, si con el conjunto del PSOE, posibilidades de resolver este “sindiós” político en el que llevamos ocho meses largos. Pero si esto tiene solución eso para octubre será.

Pero algunas tiene, elecciones gallegas y vascas mediante, y a ello ayudó también el debate y lo que los posibles aliados para esa alucinada alternativa contra cualquier sensatez vomitaron en él. Ese espeluznante gobierno Frankestein, PSOE+Podemos+Separatistas quedó retratado en su descarnada crudeza y coste para la nación y para todos los que vivimos en ella. Los requiebros podemitas y los abrazos de oso de Tardá pusieron los pelos como escarpias a muchos pero mas que a nadie a muy buena parte del PSOE. ¡Vaya mimbres para hacer un cesto y no te digo cuando ese cesto es el Gobierno de España, a la que quieren descuartizar.

Esa alternativa de pesadilla como única salida a lo que no son en realidad las dos únicas posibilidades: permitir el gobierno de quien ha ganado las elecciones(2 veces) o forzar una tercera convocatoria electoral, es la que deja todavía más tocado a Pedro Sánchez aferrado a un NO como único y exclusivo cuerpo de doctrina de su dirigencia socialista.

Don NO ha salido del debate en el Congreso-y se nota incluso hasta entre los más afines de sus voceros- bastante peor en su imagen, que ya era mala, de lo que entró. Agresivo y buscando una pelea bronca para poder escenificar su contumacia obstrucionista se encontró con un Rajoy al que bastó la ironía para desarbolarlo sin romper posibilidades futuras. Pero más allá de formas y tonos parlamentarios el Presidente contaba con dos razones esenciales : sus resultados electorales (2,5 millones de votos, mas de 10 puntos y 52 escaños mas de diferencia) y el cambio positivo en la situación económica (de destrución de empleo, recesión y amenaza de rescate-embargo a crear empleo, crecer mas de un 3% , y que nos paguen por prestarnos dinero). Su flanco sangrante es la corrupción, pero hoy si entró al debate sobre el asunto con algo más de soltura es porque el acuerdo con Ciudadanos al respecto le permite señalar su compromiso a combatirla.

No solo por ello sino también por el tono general y la asunción personal de los compromisos adquiridos Rivera y Girauta se mostraban mucho más contentos con su acuerdo que ayer. Todo un indicativo. La defensa de Ciudadanos de su posición y actitud fue convincente y deja al PSOE con su flanco menos sectario y socialdemócrata en carne viva.

Resulta cada vez más claro, también, que a los Podemitas se les da mejor el tuit-tuit y piarla por las redes, con su coral de grillos de apoyo, que el Parlamento. Ayer Iglesias, a pesar de los hosannas de sus tres monaguillos acompañantes, se nos quedó en “Capillitas” y la murga a cuatro voces, con él de vocalista estrella, en un mitin mas antiguo que el hilo negro entonado por adolescentes viejunos que nos toman por catecúmenos de su asamblea de facultad.

Pero nada hubo más letal para las pretensiones de Sánchez que Tardá. Su apoyo tras su soflama para descuartizar España era lo que le faltaba y le sucedió, acompañado por la tarde por Homs, “me dejas romper España, me otorgas el referéndum de secesión y te hacemos presidente Pedro” le vino a decir. Tardá iba a todavía a más: queria tambien la Comunidad Valenciana y Baleares como propina.

La replica de Rajoy al separatista creo que la firmaría, por encima de siglas y si estas se olvidan, una inmensa mayoría de españoles. Fue quizás lo mejor de un día en que el Candidato a Presidente fue a perder una votación. Y ganó un debate.

Antonio Perez Henares  MRF

http://www.periodistadigital.com/

Gracias-por-tu-Interes-Saludos

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: