Doble rasero Leguina.Ver Video “Podemos Carece de Proyecto y Viene a destruis al PSOE”..!!!!”

La corrupción es la llaga que no deja de supurar y sangrar en el costado del PP. En su pecado llevan su penitencia y no hay mas excusas y menos aún cuando no solo no se actuó con diligencia sino con parsimonia y, en ocasiones, tufo a complicidad. Lo pagó electoralmente y lo sigue pagando políticamente pues ciertamente el rosario de casos que volvieron a emerger el aciago martes y trece debilita la posición de Rajoy para afrontar una nueva investidura y da munición a don NO.

El coste político es evidente como lo fue el destrozo electoral. Pero en este aspecto cada vez cristaliza más la tendencia de que en buena medida ello ha sido amortizado y a las pruebas de las últimas votaciones me remito. Y la pregunta inmediata es ¿ha dejado de repugnar la corrupción? Creo que no, pero hay un factor que está afectando de manera muy creciente a su penalización. La percepción del doble rasero, la impresión cada vez más instalada en el cuerpo electoral proclive a los populares de que hay una doble vara de medir y que esta solo cae, y de manera única, sobre sus costillas, mientras que el resto de los casos que afectan a otros son ignorados y hasta justificados.
Y la sensación deriva con rapidez al establecimiento de una coraza defensiva ante lo que se considera un ataque ya no de la justicia imparcial sino de los enemigos políticos a través primero, y esencialmente, de un tratamiento mediático partidista y sectario y, cada vez con más fuerza, de determinados actores judiciales con clara obediencia a siglas y que estuvieron en política al servicio de las mismas, caso de cargos socialistas que han vuelto a vestir toga, o de quienes se destapa que en su actuación también se mezcla la ideología, el caso de los que han colgado o expresado tentaciones de colgarla para engrosar las filas de Podemos. Que el fiscal general de Zapatero, y que demostró serlo antes que nada dispuesto incluso a “arrastrar las togas por el fango”, Conde Pumpido, sea ahora el instructor en el caso de Rita Barbera o que quien estuvo a punto de juzgar el caso Noos y a la Infanta se siente ahora en la bancada de Pablo Iglesias no solo es que tengan “tacha” sino que despiden un tufo de parcialidad que reafirma ese clima de trato doble y sectario.
Pero es en lo mediático donde esa sensación de doble rasero alcanza ya unas cotas que están, curiosamente, inmunizando a aquellos contra los que se dirige el fuego granizado. Basta con mirar a ayer para poder cargar una ristra de argumentos que lo avalen. Caso Soria: sin duda una metedura de pata política, un tiro en el pie y una enorme falta de sensibilidad social. Rectificada. No hubo nombramiento. Además, Soria, en estricta ley, ni esta imputado, ni investigado ni le afecta delito alguno, excepto, en lo ético y estético, su potaje de atropelladas mentiras. Pero esa refocilarse a cada momento en el caso contrasta con el silencio absoluto sobre caso tan flagrantes como los de Bibiana Aido y Leire Pajin, se pagó una fortuna de dinero publico para colocarlas en la ONU y en su caso, bien distinto a Soria que si posee la capacitación y requisitos técnicos, están ayunas casi totalmente de ellos. Aún más sangrante es el caso de Magdalena Álvarez, ella si que imputada y al borde del banquillo, que fue elevada al banco Europeo y que salió con un sueldo hasta su jubilación de 10.000 euros al mes y una lujuriosa pensión vitalicia.
Hay más, en ese mismo nefasto martes y trece, con Barcenas de nuevo reaparecido y de nuevo elevado a los altares televisivos, con Matas y con Rita- que debe dimitir de una vez, que esa es otra y no tiene más salida ni vuelta de hoja-resultaba estremecedor comprobar de nuevo como solo existen focos y martillos sobre un clavo y se tapan los otros. Baste un ejemplo. Ese mismo día a quien le “aceptaban” la dimisión era al viceconsejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, el ínclito Sergio David González, de quien se había descubierto (exclusiva “Interviú) que tenía relación societaria en grado de presidente y, hasta ayer, de apoderado con el propietario de la empresa de tratamiento de residuos tóxicos que “se” incendió en Chiloeches (Guadalajara) que seguía procesándolos a pesar de carecer de autorización y que Sergio David era conocedor de ello. El incendio fue muy retransmitido. Pero de esa responsabilidad política ayer nadie dijo ni palabra.
No es esta, pués, una cuestión del “y tu más” que repele tanto como la corrupción misma. Es bien diferente. Es la incontenible sensación de un doble rasero, de solo tener ojos y vara para unos mientras que se silencia, exculpa y justifica a los otros. Y esa es hoy la impresión cada vez mas interiorizada por muchos. A los que no dejan, basta con encender la tele, de darles argumentos.

http://www.periodistadigital.com/

MRF

Gracias-por-tu-Interes-Saludos

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: