Rajoy propone redoblar las medidas de la UE contra la financiación terrorista El presidente del Gobierno y sus socios del sur se reúnen en Madrid para liderar el proyecto de integración europea tras el Brexit ..!!!

El Palacio Real de El Pardo acogió este lunes la tercera cumbre de países del sur de Europa, una reunión informal de siete países que quieren mostrarse unidos en un momento crucial para el futuro de la UE, tras la salida del Reino Unido, y defender juntos el camino hacia «más y mejor integración europea».

Primero fue Atenas (en septiembre), después Lisboa (en enero) y ahora Madrid. Esta especie de «G-7» del sur de Europa se está consolidando como el grupo interno de la UE más «proeuropeo», como subrayó ayer el primer ministro de Malta, Joseph Muscat. El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, recordó incluso que en momentos históricos de incertidumbre el Mediterráneo siempre dio «luz» al futuro de Europa.

Con ese espíritu, pero sin ánimo de buscar discrepancias con el resto de la Unión sino de ser un «valor añadido» y liderar la voz del proyecto europeo desde el sur en los próximos años, Mariano Rajoy ejerció de anfitrión en El Pardo y recibió a los jefes de Estado o de Gobierno de Francia, Italia, Portugal, Grecia, Malta y Chipre. Líderes de gobiernos con colores políticos diferentes (desde el centro derecha de España y Chipre hasta la izquierda moderada o radical del resto), pero unidos por su afán proeuropeo.

En el almuerzo de trabajo, los siete dirigentes del sur fijaron sus líneas comunes ante la reunión del Consejo Europeo del 29 de abril, en la que la UE fijará sus directrices de negociación para la salida del Reino Unido. El primer ministro de Malta, como presidente de turno del Consejo, introdujo esas directrices generales. Pero en la cumbre estuvieron muy presentes los últimos ataques terroristas que se han sufrido en el continente. De hecho, hubo una condena expresa a los recientes ataques terroristas en Rusia, Suecia y Egipto, y expresaron su solidaridad con los ciudadanos.

Tras al almuerzo, los siete líderes comparecieron para explicar su declaración conjunta. Rajoy, como anfitrión, puso voz a los puntos principales, y entre ellos se refirió a la lucha contra el terrorismo. El presidente del Gobierno subrayó que deben «redoblarse» las medidas de la UE contra la financiación del terrorismo y para prevenir la radicalización.

Contra la radicalización

«Es indispensable reforzar las medidas para impedir la financiación del terrorismo e interrumpir el flujo de fondos hacia los grupos terroristas», suscribieron los socios del sur en la declaración. Todos hicieron un llamamiento «a un marco internacional más vigoroso para la lucha contra la destrucción ilegal del patrimonio cultural, objetos y lugares de culto, y el contrabando por grupos terroristas de bienes culturales en momento de conflicto armado».

Los siete del sur de Europa ven necesario reforzar los esfuerzos en prevención de la radicalización. En la Declaración se incluye una mención expresa a las víctimas del terrorismo, como quería España: «Las víctimas del terrorismo merecen una atención especial de la UE».

Unidad ante el Brexit

Buena parte del almuerzo se centró en el Brexit, y ahí todos reafirmaron «la unidad de los 27», y mostraron su confianza plena y apoyo al negociador de la UE, Michel Barnier. Rajoy subrayó después, ante los medios de comunicación, que hay coincidencia plena entre los 27 en que «primero se negocia la retirada, y luego la relación futura». En ese punto no quieren que haya ninguna duda. Y la misma insistencia ponen todos en que los derechos de las personas, los ciudadanos de la UE que residen en el Reino Unido y los británicos en los países de la UE, deben ponerse por delante. La última coincidencia es el deseo de lograr, al final del proceso, «la mejor relación posible» entre la UE y el Reino Unido. «Tiene que ser el amigo más cercano y el socio más próximo de la Unión», advirtió el primer ministro portugués, Antonio Costa.

Fue el primer ministro de Malta quien insistió de forma más clara en que los ciudadanos «no puerden ser utilizados como moneda de cambio en las negociaciones».

Política de inmigración

Al hablar del futuro de la Unión, los líderes del sur se centraron en la inmigración, prioridad absoluta en los países del Mediterráneo. Los siete subrayaron la necesidad de tener una política de inmigración común, con un refuerzo del diálogo con los países de origen y una mayor cooperación en el Mediterráneo y con los países africanos. La lucha contra los traficantes de seres humanos y los contrabandistas, el fomento de la readmisión de migrantes irregulares y el impulso de una política de retorno europea, así como la plena puesta en funcionamiento de la Guardia Europea de Fronteras y Costas son otros puntos de acuerdo.

El presidente francés, François Hollande, a punto de dejar el poder, se despidió de hecho de estas cumbres del sur con un llamamiento para «que se oiga la voz de Europa en el mundo, una voz de progreso y de paz».

http://www.abc.es/

MRF

Gracias-por-tu-Interes-Saludos

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: